?

Log in

 
 
04 April 2016 @ 06:14 pm
Veredas  
Habíamos quedado en que, la del 24, iba a ser una marcha única: peronismo e izquierda en la misma para recordar el golpe del '76 y decirle no a la cita carnal entre Macri y Obama.
¿Qué paso? Hubo dos marchas, sí. Qué se yo... ¿esperable? no lo sé, yo realmente tenía una mínima esperanza. Pensé que la visita de Obama haría recapacitar a la eterna adolescente izquierda que vive parasitariamente en una oposición que casi nunca suma y casi siempre resta. Pero no. No crecieron. Se dividieron hacia la ex-Plaza del Sol y el peronismo siguió de largo hasta el Teatro Municipal.
Bajón.
Hoy le planteaba eso a Fermín, el encargado de la Sala Juvenil de la biblioteca donde estoy dando un taller de bordado. Él me dijo que fue a esa concentración y su razón fue: "El acto en la ex-Plaza del Sol es histórica, Aldana". ¿Y eso qué carajo tiene que ver? En fin. En el colectivo, ya volviendo, me crucé con Alejando, militante peronista que estuvo ese mismo 24, al igual que yo, junto a Unidos y Organizados. Le planteé lo mismo y me dijo "La excusa que me dió a mí Laura García Vázquez fue que ambas partes tienen un poco de culpa, y que por eso nunca llegamos a un concenso". Los padres de Laura, ambos desaparecidos, eran militantes peronistas, ¿eso no le hace ruido ni un poquito? Digo. Militantes que dieron su vida por proteger sindicalistas. No sé.
Hace algunos años, yo fui al "histórico acto" en la ex-Plaza del Sol con el centro de estudiantes de la escuela donde estudié. Mismo año en el que Laura García Vázquez me ofrecía sumarme a Proyecto Sur y yo le dije que no porque a mí me llamaba otro espacio. Hoy estoy parada en esa otra vereda que elegí, y me siento mucho más cómoda. Reconozco que los juicios a los milícos son obra del gobierno anterior y no me da vergüenza decir que no siempre fue kirchnerista. Yo también comí la sopa vencida de Lanata, cuando todavía no le era funcional a Clarín en su programa "Después De Todo". Puedo decir que maduré un poco, al menos políticamente.
Cuando somos adolescentes, todos somos un poco troskos. A todos nos gustaría ver un mundo más equitativo. Después, sólo si nos esforzamos por no quedarnos únicamente en el reclamo y en el sueño, nos damos cuenta que la cosa es más compleja, mucho, muchísimo más compleja. Más aún en este país, con un movimiento auténtico y social como es el peronismo. Quedarse clavado en la eterna masturbación intelectual trostkista no aporta, no cambia nada, no genera luchas. Sólo reclamos.

Y yo me pregunto, qué será de nosotros
cuando no tengamos miedo, seremos el miedo

 
 
Current Mood: tiredtired